jueves, 7 de abril de 2016

La importancia del vocabulario




¿Qué si es importante el vocabulario? ¡Por supuesto!

Pregúntale a cualquier docente, sea de infantil, primaria o secundaria. La respuesta es rotunda, directa, sin dudas… como pocas cosas. El vocabulario es fundamental.
Sin embargo, hay evidencia científica de que, en la escuela, se pone poco énfasis en la enseñanza del vocabulario
Los docentes no andamos desencaminados… La importancia del vocabulario para el éxito escolar en general y más específicamente a la comprensión de lectura está ampliamente documentado (Baker, Simmons, y Kame'enui, 1998; Anderson & Nagy, 1991).
Además, recordad que el National Reading Panel  (NICHD, 2000) identificó vocabulario, como uno de los cinco componentes principales de la lectura (aquí). El Panel declaró que el vocabulario juega un papel importante tanto en el aprendizaje de la lectura y en la comprensión de textos: los lectores no pueden entender el texto sin saber que la mayor parte de las palabras significan.
El vocabulario se define genéricamente como el conocimiento de las palabras y los significados de las palabras. Más específicamente, se utiliza vocabulario para referirse a la clase de palabras que los estudiantes deben saber leer el texto cada vez más exigente con comprensión (Kamil y Hiebert, 2005).
Pero, en una ocasión me topé con una definición de Vocabulario que me gustó especialmente: “La enseñanza del vocabulario es como el tiempo: todo el mundo habla de él pero nadie sabe muy bien qué hacer al respecto” (del libro Teaching vocabulary in all classroom de P. Fisher, C. Blachowicz, 2009)

Y es que la realidad es que a los docentes nos faltan herramientas para enseñar vocabulario, pero si vamos a la ciencia (de nuevo), podremos encontrar algunas ideas de cómo hacerlo.
Nuestro amigo el National Reading Panel, sin ir más lejos identificó algunos hallazgos que proporcionan una base científica bases para el diseño de la enseñanza de vocabulario rico y robusto. Son los siguientes:
1.      Proporcionar instrucción directa de las palabras del vocabulario de un texto específico. Dedicarle tiempo al vocabulario, explicándolo y asegurándonos de su manejo enfocándolo siempre a la comprensión.
2.      La repetición y múltiples exposiciones a elementos de vocabulario son importantes. Stahl (2005) advirtió que la enseñanza de vocabulario debe proporcionar a los estudiantes oportunidades para encontrar palabras muchas veces y en una variedad de contextos. Eso quiere decir que si Lola –por poner un nombre- no sabe lo que es una “pomada” no vale con explicárselo una vez y que no vuelva a aparecer la palabra si queremos que “pomada” pase a ser parte de su léxico expresivo.
3.      Debemos seleccionar el vocabulario que el alumno o la alumna encontrará útil en muchos contextos. Una de las grandes dudas de un docente que decide trabajar el vocabulario es saber seleccionar las palabras que tiene que usar. Beck, McKeown, y Kucan, 2002 animan a realizar una instrucción directa de palabras que aparecen usualmente en contextos lectores o, como estos autores le llaman, palabras de alta frecuencia o de Nivel 2 (próximamente en sus pantallas)
4.      Tareas de vocabulario debiera ser reestructuradas según sea necesario.
5.      El aprendizaje del vocabulario es efectiva cuando implica un compromiso activo que va más allá conocimiento de definición. Ir más allá de la enseñanza del campo semántico o de buscar la palabra en el diccionario, nos cuesta mucho… ¿qué hacer para enseñar el vocabulario? Stahl y Kapinus (2001) declaró: "Cuando los niños "saben" una palabra, no sólo conocen la definición de la palabra sino también su relación lógica con otras palabras y cómo la palabra funciones en diferentes contextos".
En las siguientes entradas hablaremos un poco más del vocabulario. A ver si le damos un buen empujón al trabajo de este aspecto, os parece?


No hay comentarios:

Publicar un comentario